¿Qué es la Calidad de Sonido, en un sistema de Audio?

La calidad de sonido se refiere a la capacidad de un sistema de audio, para acercarse lo mayor posible, al sonido original, que el artista hizo, o intento hacer.

Por ejemplo, la capacidad de un sistema de sonido de reproducir una voz, o el sonido de un violín, casi como si esa voz o ese violinista estuvieran parados enfrente de nosotros.

La claridad de un sistema, no es suficiente para reconocerlo como calidad de sonido.

Los temas más importantes que se deben de tomar en cuenta para tener una buena calidad de sonido son los siguientes:

Sound Stage

Se refiere a la situación física de nuestro escenario, en cualquier tipo de sistema, ya sea de casa, oficina, negocio o de auto, el escenario debe de ser frontal.

Esto porque es la manera más natural de escuchar la música, cualquier sistema de sonido en el que se llegue a percibir sonido de la parte posterior, puede ser considerado de mala calidad de sonido.

Además de que solo se perciba del frente, los sistemas stereo (canal izquierdo y derecho) deben de tener la capacidad de mantener una buena imagen, donde imagen se refiere, a la reproducción clara, de la posición física del instrumento que se va a reproducir.

Por ejemplo, en un concierto, donde el guitarrista está del lado izquierdo, este se debe de percibir del lado izquierdo en mi sistema.

Si el baterista, se encuentra 10 metros detrás del micrófono, se debe de percibir la profundidad que el instrumento musical está generando. Esto es conocido como depth.

Y en general todo este proceso se le conoce como Focus que es la capacidad de enfocar los instrumentos al frente y en el orden en el que estaban originalmente.

Tonal Balance

Todas las bocinas tienen problemas para reproducir las frecuencias que se les pide, no existe algo como la bocina perfecta, aunque claro que si existen unas que podemos considerar malas y algunas que podemos considerar buenas.

Una bocina perfecta debería de tener un cono, lo suficientemente rígido como para no distorsionarse en el movimiento excesivo de la bobina, pero a la vez lo suficientemente suave para absorber las frecuencias no deseadas, y a la vez lo suficientemente elástico como para evitar las resonancias, y a la vez lo suficientemente ligero como para que la bobina lo pueda mover rápido, y la bocina suene fuerte.

Aquí viene en juego un aparato llamado ecualizador, algo importante a recalcar aquí es que el ecualizador nos ayuda a sobre poner las inherencias del sistema de sonido, y del ambiente acústico, ya sea una oficina, una tienda o un negocio, pero cada uno es diferente.

Por ejemplo los cristales, y superficies de materiales duros, tienden a reflejar los agudos, entonces al estar en un lugar donde hay muchos cristales, el ecualizador nos ayudaría a atenuar las frecuencias agudas hasta encontrar una tonalidad natural.

Las superficies que guardan aire, como esponjas o alfombras, pueden llegar a suprimir mucho las frecuencias medias y bajas, por lo que en lugares con asientos de esponja o hule espuma, o lugares con mucha alfombra, pueden llegar a alterar nuestra percepción de las frecuencias bajas.

Por ello los autos, son tan difíciles de ecualizar, ya que requieren sobrepasar muchas metas, y un ecualizador sencillo difícilmente nos ayudara, aunque en algunas marcas de autos los sistemas de sonido han sido diseñados para el auto en especifico, por lo cual es difícil realmente sobre pasar el sistema de sonido original.

Otro problema en la tonalidad es el nivel de las bocinas, o su posición física, primero recordemos que todo debe de ir al frente de nosotros, como lo mencionamos en sound stage, pero ahora recordemos algunos puntos importantes.

Los agudos deben de ir a la altura de nuestra barbilla, en cierto Angulo dependiendo de la acústica de la zona, los medios, deben de ir a la altura de nuestros hombros, los bajos a la altura de nuestras rodillas, y los subgraves, debajo de las rodillas, y al frente.

Definition

La definición es el tema más fácil de entender, aunque el que más mitos contiene, ya que sabemos que es la capacidad de reproducir un sonido, no solo con la tonalidad exacta, si no con la claridad necesaria a cualquier volumen que a este se le ponga.

Entre menos es mejor, entre menos bocinas tengamos, habrá menos distorsión al oído, ya que cada bocina llega a nuestro oído en tiempos diferentes, por lo que lo ideal es solo tener dos canales de audio, que es lo que se le llama sonido Stereo. Donde tenemos una salida del lado izquierdo y una salida del lado derecho, que entre las dos nos ayudan a focalizar el sonido, y darle imagen.

En nuestro sistema debemos de tener todo lo mas separado posible, por ejemplo una unidad principal, que reproduce y además amplifica, no es tan buena, como una unidad principal que solo reproduzca y un amplificador que solo amplifique.

Así sucede con las bocinas, ya que siempre es mejor una bocina de componentes, donde en vez de tener un par de bocinas normales, tenemos un par de tweeters, un par de woofers, y un par de subwoofers.

Este tipo de sistemas se les llama de 3 vías.

O Aun mejor, un sistema de 4 vías, con 2 tweeters, 2 medios, 2 woofers y 2 Subwooferes.

Y recordemos lo visto en tonalidad, entre más componentes reproduciendo lo mismo, es peor, lo ideal es tener muchos componentes reproduciendo cosas diferentes cada uno, y cosas para las cuales han sido diseñadas, aquí es donde un buen crossover llega a relucir nuestro sistema, ya que nos ayuda como un director de orquesta, diciéndole a cada componente, que frecuencia reproducir y que nivel.

Un buen crossover, nos permitirá mezclar bien nuestros componentes, y enviarles lo que deben de reproducir, o de perdida lo que pueden reproducir.

Como ultimo también recordemos que nuestro sistema de sonido es tan bueno como el componente más malo, ya que unas buenas bocinas no sirven sin un buen cableado, y viceversa.

Fuente:

http://www.vtec.com.mx

Sin Comentarios

Publica un comentario

WhatsApp chat