El género musical ideal para cada negocio

Al momento de crear un ambiente el sonido es fundamental en un negocio, este tiene tantos significados para los clientes como las imágenes, pero a diferencia de la vista nunca podemos cerrar nuestros oídos por lo que los mensajes auditivos siempre están presentes.

La música debe adaptarse a cada entorno, situación, horario, tipo de cliente, etc. No podemos utilizar la misma música en un gimnasio o en un consultorio médico. Incluso aunque dos marcas pertenezcan al mismo giro, no es lo mismo ir a un restaurante italiano que a una cadena de comida rápida, se espera un ambiente diferente en cada uno de ellos ya que tienen objetivos distintos y aunque ambos vendan comida sus clientes no tienen las mismas necesidades.

Aquí te dejamos una breve lista de algunos géneros musicales que se adaptan a diferentes negocios:

Electrónica:

Este género musical invita al movimiento, la alegría y la fiesta. Es ideal para bares, tiendas de vestidos, boutiques para jóvenes, algunas secciones en los hoteles como la zona de la alberca, gimnasios y centros deportivos.
Si tu negocio esta enfocado en jóvenes o alguna actividad que requiera movimiento (como hacer ejercicio) este género es una excelente opción para tu negocio.

Pop:

La música pop provoca alegría y gozo, además de que gran parte de tus clientes podrían sentirse identificados con este género. Es ideal para tiendas de ropa para jóvenes, bares, cafeterías y negocios que vendan artículos de moda. Al momento de escoger este género hay que tener en cuenta que al ser la música que “está sonando en todos lados” puede resultar tediosa o repetitiva para algunos clientes.

Mariachi, banda y música regional:

Es ideal para ti si tu negocio vende artículos mexicanos, ya sea artículos de charrería, trajes tradicionales, dulces típicos, etc. También puedes usar este género para ambientar tu tienda durante festividades patrias.

Instrumental y clásica:

Este tipo de música es ideal para crear atmósferas de reflexión o relajación como en spas, centro de meditación, yoga e incluso para alguna actividad que necesite concentración.
También es ideal si se busca relajar a los clientes como en los consultorios médicos y hospitales.

Infantil:

Es música para negocios que traten mucho con niños, como dulcerías, jugueterías y centros de juego. Este tipo de música suele darle a los padres la sensación de que sus hijos se encuentran en un lugar seguro y divertido para ellos.

Chill Out:

Es un estilo musical compuesto de instrumentos electrónicos que pretenden relajar al oyente, aunque a diferencia de la música instrumental que favorece a la concentración, este género está más enfocado en crear atmosferas amenas para una buena conversación o pasar el rato. Se puede usar en algunos tipos de cafetería, restaurantes, salas de espera, recepciones de hoteles y joyerías.

Recordemos que la música es sonido y el sonido es vibración, la vibración es energía que se transmite en forma de ondas que llegan a nuestro oído y de él al cerebro. Pueden ser de diferente naturaleza: agradables, desagradables, excitantes, tranquilizadoras…etc. En definitiva, transmiten un mensaje que puede ser más o menos significativo dependiendo de diversos factores. (Moreno 2003).

Existen cientos de géneros musicales, pero lo más importante para escoger la música ideal es entender la identidad de tu marca y el tipo de clientes que frecuenta el negocio o en todo caso al que deseas llegar.

Referencias:

http://revistas.um.es/educatio/article/viewFile/138/122

Sin Comentarios

Publica un comentario

WhatsApp chat WhatsApp