Los sentidos en el supermercado

¿Sabías que un ambiente agradable te hace permanecer más tiempo en el supermercado?

Un estudio de la universidad de Rockefeller en Nueva York abalan que el ser humano recuerda el 1% de lo que toca, 2% de lo que oye, el 5% de lo que ve y el 35 % de lo que huele.
El marketing sensorial así como el merchandising, son dos grandes herramientas para estimular la compra en un supermercado, ya que por medio de la localización de los productos, el acomodo en el punto de venta, así como la música y aromas adecuados, permiten que las personas al hacer sus compras se lleven una experiencia sensorial.

Todo dependerá del objetivo que se quiera lograr, por ejemplo: en los momentos en que en un supermercado haya mucha gente, lo ideal es una música apresurada que obligue al cliente a hacer sus compras de manera rápida e irreflexiva y por el contrario en un momento de vacío del establecimiento se recomienda poner música relajante.

Los productos deben ser colocados dependiendo su demanda, por ejemplo: todos aquellos que la mayoría de la gente compra, son los de primera necesidad, sin embargo se encuentran al fondo de la tienda, los artículos que se compran por impulsos están a la salida y los productos desordenados en compartimentos hacen parecer que son más baratos.

Las marcas más caras de un producto están a la altura de los ojos. Las estanterías suelen tener tres niveles: el de los ojos, el de las manos y el de los pies. Los productos que pasan del nivel de los pies al nivel de los ojos aumentan en un 80% su venta.

Ojos: Es el nivel óptimo, ya que la compra es más espontánea.

Manos: Los productos se alcanzan cómodamente.

Pies: Productos de primera necesidad, obviamente los buscarás y no te importará agacharte a recogerlos.

¿Sabías que, las grandes superficies están diseñadas para que tengas que parar, y cuando te paras es más fácil que metas algo en el carro?

Todo está pensado para que no te irrites o te agobies por los continuos choques con los carros. Por ello, el ancho de los pasillos es como máximo de tres carros, lo justo para que no tengas más remedio que detenerte y ver los productos de ambos lados.

Es así como todos estos estímulos involucran tus sentidos permitiendo que entren en empatía con las marcas y tú te sientas identificado con ellas.

Cada vez más negocios hacen uso del marketing sensorial al identificar que los clientes regresan por la EXPERIENCIA de compra que tuvieron en la tienda.

Bibligrafía:
Recordamos hasta el 35% de lo que olemos. (n.d.). – Siempre Feliz. Retrieved October 21, 2014

Psicología del Marketing: Los trucos de los supermercados. (n.d.). PSINERGIA Centro de Psicologa y Desarrollo Personal. Retrieved October 21, 2014, from

Psicología del Marketing: Los trucos de los supermercados

Sin Comentarios

Publica un comentario

WhatsApp chat