Marketing olfativo para tu negocio

Estás por comprar un auto nuevo, llegas a la agencia de BMW y escoges una sedan en tu color favorito. El vendedor te invita a entrar al automóvil, aún no lo has ni encendido cuando percibes un aroma a cuero de alta calidad junto con una fragancia muy sofisticada, fresca y elegante. Te visualizas conduciendo por toda la ciudad y de pronto una sensación de éxito y realización te invade.

Así es como funciona el marketing olfativo, los aromas son capaces de estimular recuerdos y generar sensaciones en los consumidores. VMW ha creado su propio odotipo (aroma corporativo) que le permite hacer una distinción entre sus productos y los de otras marcas pero esta agencia no es la única empresa que se preocupa por generar aromas en sus puntos de venta. ¿Has notado que al entrar a Starbuck un fuerte aroma a café tostado se impregna en el ambiente? ¿O te has preguntado porque en las tiendas departamentales el área de perfumería esta justo en la entrada?

Recordamos durante más tiempo lo que olemos que lo que vemos: segun estudios de neuromarketing que el ser humano recuerda el 5% de lo que ve, el 2% de lo que oye, el 1% de lo que toca y el 35% de lo que huele. En comparación a otros sentidos la diferencia de retención es abismal.

Un estudio realizado por el investigador danés Martin Lindstrom indica que los consumidores se han vuelto inmunes a los estímulos de la publicidad tradicional, por lo que muchas empresas que ya lo han detectado se han visto obligadas a buscar nuevos recursos y el marketing sensorial es uno de ellos.

En el estudio realizado por Lindstrom en el 2007, se realizó un escaneo mental a 2,081 consumidores chinos, japoneses, alemanes, ingleses y estadounidenses. Estos participantes fueron sometidos a estímulos auditivos, visuales y olfativos mientras se registraba su actividad cerebral, dilatación de pupila, movimientos faciales y actividad sudorípara. Entre sus descubrimientos llegaron a la conclusión de que el 83% de la publicidad actual está hecha para un solo sentido: la vista. Según el investigador la publicidad sería mucho más efectiva si apuntara a todos los sentidos y no solo a uno.

El marketing olfativo es una excelente estrategia para reforzar la publicidad visual o auditiva dentro de un negocio o aplicada en un producto, ya que es uno de los sentidos que mejor estimulan el subconsciente de las personas, reviviendo recuerdos, sensaciones y sentimientos hacia el consumidor, que si se manejan de forma adecuada lograrán crear un vínculo entre la marca y el cliente.

Es importante tener en cuenta que una misma fragancia puede agradar a unas personas y disgustar a otras, ya que además de los gustos hay factores culturales implícitos en su comportamiento. El marketing aromático es un gran instrumento para impulsar las marcas pero debe administrarse con cuidado. Siempre es recomendable asesorarse con un experto para tomar la mejor decisión. Puedes acudir a una agencia de marketing especializada o con tu mismo proveedor de aroma.

Recuerda siempre buscar la mejor de las opciones según tus necesidades.

Referencias

Celestino Martinez:

http://celestinomartinez.com/2011/05/03/marketing-olfativo-aromas-aumentar-ventas/

BMW Magazine:

http://www.bmwmagazine.com/int/es/node/1571

Mba & educación ejecutiva:

http://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/el-marketing-sensorial-de-lindstrom-la-nueva-forma-de-hacer-publicidad

Neuromarketing en acción, Néstor Braidot, Garnica (2015): Buuenos Aires. Argentina.

Sin Comentarios

Publica un comentario

WhatsApp chat WhatsApp