Vegas: Experiencias con todos los sentidos

 

¿Quién ha ido a Las Vegas?, No me dejarán mentir que es un lugar espectacular. Sus luces, hoteles, shows, centros comerciales y por supuesto sus famosos casinos son algunos de los atractivos que hacen de “la Ciudad del pecado” uno de los principales destinos turísticos en Estados Unidos y claro del mundo entero. Millones de visitantes van la ciudad a gastar desenfrenadas sumas de dinero comprando, comiendo, jugando, apostando.

De acuerdo con el website de World Casino Directoy, en Las Vegas existen alrededor de 122 casinos con más de 116 mil máquinas de juego y aproximadamente 4,300 juegos totales de mesa. Pero, ¿Cómo es que tanta gente recurre a estos lugares permaneciendo ahí largas horas, jugando y apostando?

En “La ciudad que nunca duerme” el marketing sensorial juega un papel muy importante, toda la mercadotecnia que ahí se emplea es ideada para que las personas permanezcan en los casinos mucho más tiempo, gastando como locos sus billetes y claro, obteniendo como resultado fuertes ganancias de dinero.

Por ejemplo:

  • Restaurantes, bares y cafeterías alrededor: Esto es para que las personas al ir de un lugar a otro crucen forzosamente por los casinos; pasillos llenos de maquinas tragamonedas, ruidosas y coloridas incitan a las personas a jugar.
  • Colores rojo y dorado: El rojo es considerado el color de la suerte, y el dorado denota riqueza y fortuna.
  • Techos bajos: Hacen el lugar más acogedor, creando un ambiente más íntimo con los jugadores.
  • Diseños con líneas curvas: esto invita a las personas a explorar el lugar, a recorrer todo el espacio.
  • Aroma: El marketing olfativo es esencial, está comprobado que las máquinas tragamonedas al estar aromatizadas con esencias florales pueden aumentar la cantidad jugada hasta un 40%. También se aromatizan en general los casinos para despertar la confianza de los jugadores.
  • Asientos o sillas en pasillos o zonas públicas: Por lo regular no existen ya que si las personas se sientan a descansar no generan ingresos.
  • Sin espejos: La idea aquí es hacer sentir que los hombres se sientan Brad Pitt y que las mujeres se sientan Madona, no unos tipos gorditos chaparritos que solo pierden su dinero en los tragamonedas.
  • Sin relojes: En ningún casino te vas a encontrar con un reloj en la pared, esto para que las personas no sepan a qué hora viven, lo único que se sabe es que es “hora de jugar”.
  • Sin ventanas: Las ventanas no existen en los casinos de las vegas. Esto para tener un control con la iluminación la cual siempre es igual, aquí no se sabe si es de día o si es de noche.
  • Sonido: Aunque no lo crean, el ruido que hacen las máquinas está regulado. Los casinos incrementan el ruido de dichas máquinas para mantener el nivel de excitación en la personas. A esto podríamos llamarle “Ruido Ambiental”.

Las Vegas es un lugar que nunca dejará de sorprendernos, cada detalle por más sencillo que parezca, ten por seguro que tiene un significado.

Sin Comentarios

Publica un comentario

WhatsApp chat