Y tú… ¿sabes cuál es tu lado sensorial?

¿Sabías que, la música es una de las pocas actividades que hacen uso de ambos hemisferios del cerebro?

Sabemos que el hemisferio derecho es el que se inclina a los aspectos melódicos, armónicos y emocionales, y el hemisferio izquierdo es el lado calculador, pero existe un estudio que comprueba que también se relaciona con aspectos secuenciales y rítmicos.

e hecho, existe un programa de rehabilitación que trata a pacientes que perdieron la capacidad de hablar (afasia de Broca), por una lesión de áreas del hemisferio izquierdo (lóbulo frontal) y a quienes, con terapia melódica entonacional, se les ayuda a readquirir el lenguaje a través del canto; con ello se aumenta la participación del hemisferio derecho en el proceso del habla.

El modo de trabajar del hemisferio izquierdo es la parte lógica, ya que reconoce con facilidad la modalidad analítica, verbal, calculadora, simbólica, lineal y objetiva.

Mientras que el hemisferio derecho es integrador, especializado en sensaciones y sentimientos, procesa más lo emocional, lo creativo y las imágenes. Integra varios tipos de información, los cuales permite sensibilizar y percibir todas aquellas sensaciones que logran transmitir los sonidos y aromas que se encuentran en el entorno.

Las personas que recurren a este hemisferio, tienen más desarrollado su lado sensible; por lo general los músicos, diseñadores gráficos, artistas, pintores, escritores, etc., logran activar más fácilmente este punto.

Una forma muy sencilla de descubrir qué hemisferio tienes más desarrollado es visualizando la perspectiva en la que percibes las diversas situaciones de la vida.

Te compartimos este link para realizar el test y descubrir cuál es tu lado del cerebro más dominante:

http://es.sommer-sommer.com/test-cerebral/

Así mismo, el punto derecho del cerebro, permite resaltar el lado bonito de las cosas y no es que el izquierdo no las vea, pero lo hace de una forma más lógica. Por ejemplo, una persona que se incline más a hacia el hemisferio derecho puede decir que el estar enamorado es sentir mariposas en el estómago, mientras que la persona calculadora, podría contestar que el estar enamorado no es más que tu corazón latiendo a 130 pulsaciones por minuto. ¿Y se podría decir que es prácticamente lo mismo no? Solo que con diferente lenguaje.

A pesar de que ambos hemisferios son completamente diferentes, constantemente trabajan en conjunto, ya que el hemisferio izquierdo funciona como el pensamiento lógico de las situaciones y éste las envía al derecho para que traduzca lo lógico en un sentido emocional.

Es así como el trabajo de ambos hemisferios se fusiona, uno mandando datos calculadores y otro convirtiéndolos en representaciones gráficas.

No obstante, el hemisferio derecho es el que se encarga de detectar esas emociones que provocan la música y el aroma de algunos establecimientos.

¡CUIDADO! No se queda sólo en música y un rico aroma sino gracias a este lado sensorial las personas recuerdan con mayor facilidad las diversas marcas que lograron transmitirles grandes experiencias.

No obstante, aquellos usuarios o compradores que se inclinan más al área lógica NO ESTÁN EXENTOS de ser víctimas de la gran labor que el marketing sensorial tiene para este tipo de retos.

Sin Comentarios

Publica un comentario

WhatsApp chat WhatsApp